Sobre mí

Hola soy Sergio Bakker, videógrafo de Tarragona.

Desde hace algunos años me dedico exclusivamente a la realización de vídeos de bodas.

Supongo que debido a mi carácter discreto, mi estilo ha ido evolucionando hasta convertirse en natural y foto-periodístico. En una boda me gusta pasar desapercibido, como si fuese un invitado más, por lo que llevo un equipo muy ligero. Eso si, no paro de moverme, para conseguir el tipo de imágenes que me gustan.

Huyo literalmente de lo que se considera el vídeo de boda tradicional. Doy más importancia a los momentos espontáneos que a los posados o forzados. Mis películas duran unos 15 minutos, y las edito con música y audio directo para que transmitan todo lo vivido ese día con la máxima intensidad. Por eso, en la edición, me dejo llevar por las sensaciones que yo mismo viví ese día.

Me encanta trabajar para aquellas parejas que organizan y viven su boda de una forma auténtica, no dejándose  llevar por todo lo que se supone que debe hacerse. Porque en una boda hay amor, pero también emoción, humor y fiesta. Y por eso lo que más valoro es conseguir buenas imágenes el mismo día de la boda. Creo que ese es el gran reto y lo que más me gusta de mi trabajo.